Mi experiencia en Japón marcó un antes y un después en mi vida personal y profesional.
Ante todo, como descendiente de japoneses, pude cumplir el sueño de conocer la tierra de mis abuelos y su cultura, comprendiendo así mucho mejor mis raíces.
En los distintos momentos que transcurrí en Japón, siempre fui sorprendido por la cordialidad y el respeto de su gente, resaltando valores como el esfuerzo, el sacrificio, la disciplina, la perseverancia, la excelencia y la humildad.
Respecto a lo profesional, tuve la posibilidad de especializarme en la Escuela de Graduados de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Miyazaki, donde cursé diversas materias, enfocando mis investigaciones en el área del Mejoramiento Genético Animal, mediante técnicas de evaluaciones ecográficas en porcinos y bovinos.
Gracias a las experiencias vividas en Japón, considero que no solo he crecido profesionalmente, sino también personalmente en diversos aspectos culturales.

Mi experiencia en Japón marcó mi vida para siempre. Siempre pienso que hay un antes y un después de viajar a Japón. Cada viaje, cada beca a Japón me marcó e influyó en la vida. No sólo en el plano personal sino también profesional y académico. Desde el punto de vista personal siento que tuve la oportunidad de descubrir y entender la cultura de mis ancestros afianzando aún más mi identidad nikkei. También tuve la oportunidad de visitar a mi familia en Okinawa, entender su historia y ahondar en la historia de la inmigración okinawense en la Argentina. Por el lado profesional y académico me abrió muchas puertas laborales e interpersonales.

Sin dudas esta experiencia en Japón cambió mi vida.
Me comprometió a difundir y promover al Japón, como así también a contribuir a las relaciones argentino japonesa de por vida.

Excelente experiencia que me enriqueció en el ámbito laboral, personal y académico.

Me permitió compartir experiencias personales con diferentes representantes de las comunidades nikkei de América Latina en el país de nuestros ancestros, en una capacitación intensa que nos sumó más recursos para poder difundir la cultura japonesa en la Argentina.

No sólo fue una experiencia invalorable en mi vida profesional sino también en mi vida personal. Conocer la cultura de mis abuelos fue muy impactante y me hizo dimensionar la hazaña que habían realizado mis antepasados al inmigrar a Sudamérica y finalmente asentarse en la Argentina.
El vivir en Japón me hizo comprender todas las enseñanzas que de generación en generación se transmitieron en la familia. Y a ponerlas también en el contexto real del país.
Convivir no sólo con japoneses sino con estudiantes y profesionales de diferentes nacionalidades me ayudó a ser cosmopolita y tolerante en lo diferente.

Tuve la suerte de desarrollar mi beca con profesionales de primer nivel. Quedé deslumbrada con lo que respecta a la infraestructura y tecnología de punta de la que disponen, pero aún más por el nivel académico y de discusión científica. El ambiente era muy ameno, con muchos becarios internacionales.

Mis días en Japón fueron maravillosos, tuve la oportunidad de profundizar mis estudios en una universidad de primera línea, de conocer gente maravillosa y tener mayor contacto con cultura de mis antepasados.
Creo que lo más enriquecedor fue poder entender mi identidad Nikkei, pudiendo unir pasado, presente y futuro, trayendo de regreso experiencias inimaginables para contribuir a la mejora de la sociedad argentina.

Fue una experiencia espectacular. Fue mi primer viaje a Japón. Superó por mucho mis expectativas.

Fue una experiencia excelente y única. Luego de regresar realicé varios viajes de intercambio académico. Al no tener la barrera del idioma logré integrarme rápidamente al ambiente universitario. Los profesores de la cátedra me invitaron a participar como uno de los docentes durante toda mi estadía de la beca. Después de esta experiencia pude alentar a profesionales arquitectos y de otras disciplina de nuestra Universidad a realizar becas al Japón, quienes hoy son profesionales y académicos reconocidos a nivel nacional.

Gracias por visitar Estudiá en Japón