Una experiencia muy enriquecedora. Es difícil contarla. Hay que vivirla. Se conoce una cultura bastante diferente a la nuestra, pero que sin embargo en muchas cosas tenemos coincidencias.

Maravillosa e inolvidable. Siempre tengo recuerdos no sólo del curso sino del país. En cuanto al curso me sentí siempre muy cuidado y ayudado por todo el personal administrativo que hizo mi estadía muy simple y amigable. En cuanto a los profesores, haber estado en las lectures con Noriaki Kano fue un honor que jamás olvidará además de otros profesores. Recuerdo que el Dr. Kano y su esposa invitó a todo el grupo a su casa en Tokyo y nos dio una cena de bienvenida. ¡Inolvidable!

Muy interesante por ver y entender los conceptos de gestión donde se generaron. Vivir la cultura japonesa.

Fue una de las mejores experiencias de mi vida. Tanto en lo académico como en lo personal.

Mi experiencia en Japón fue una bisagra en mi vida. Logré admirar el país y su cultura, además de aprender muchísimo sobre ferrocarriles.

Fue una gran experiencia. El contenido del programa estaba actualizado, y las personas a cargo eran claros especialistas en el tema.
También, cabe destacar que varios de los profesores que nos dieron clases eran personas exitosas en el rubro, e incluso responsables del desarrollo de productos icónicos que marcaron tendencia.
El plato fuerte de lo vivido en Japón tiene que ver con las personas que se conocen allí, ya que el programa suele estar orientado a profesionales de países en vías de desarrollo, uno tiene la posibilidad de convivir durante unas semanas con personas de culturas completamente distintas a la nuestra, lo que hace a la experiencia mucho más enriquecedora.
La organización del curso es extremadamente prolija, perfecta. Te explican bien claro qué parte de los gastos están cubiertos por la beca y cuáles deben ser abonados por la persona, y las instalaciones del Kenshu center están en muy buen estado edilicio y de limpieza.
En fin, recomiendo 100% a este tipo de becas que nos acercan a la cultura Japonesa tal que no solo uno logra visitar dicho país sino que también tiene la oportunidad de conocer como dicha cultura afecta al desempeño profesional en ese país y la cultura aplicada al trabajo y al diseño.

Tuve la oportunidad de viajar a Japón en varias ocasiones especialmente por motivos laborales a través de la empresa en la que trabajaba (Panasonic). Sin embargo a través de la beca de JICA pude descubrir un Japón diferente, más real, entrar a la vida cotidiana, aprender su cultura y sus costumbres.
Me sirvió para reforzar mi identidad como Nikkei y re-definir mi rol en la sociedad como puente de unión entre los dos países.
En la parte académica fue como resumir y sacar las conclusiones de 25 años de trabajo y experiencia en empresas japonesas como Panasonic y Asics y contrastarlas con mi paso por la europea Electrolux y la americana Brightstar.
Fue una gran experiencia personal y profesional.

Mi experiencia fue excelente. La primera vez, busqué afianzar conocimientos, conocer la cultura que para mi profesión es muy importante, tratando de entender y desmitificar distintas cuestiones. Como tercera prioridad, busqué perfeccionar el manejo de idioma inglés ya que los docentes se expresaban en japonés con traducción simultánea en inglés. En la segunda beca, ya habia decidido empezar a estudiar el idioma japonés, asi que ademas de profundizar en la cultura que respeto y admiro, me sirvió para hacer una práctica básica e inicial en el idioma. Finalmente, los dias compartidos con las vivencias de la Sociedad en distintas ciudades (Nagoya, Kobe, Kyoto, Osaka, etc. ) amplió y sigue ampliando mi forma de ver las cosas. Es decir, no solo es una experiencia técnica, es, sobre todo , una experiencia social. (incluyendo conocer personas de otras nacionalidades, no solo latinoamericanas, sino también asiáticas, africanas, etc.)

Es una experiencia incomparable, una vivencia que cambia la vida profesional y personal. La cultura milenaria de Japón es admirable, al igual que el respeto y humildad de su gente

Japón me ha mostrado lo rica que es su cultura y también a apreciar aquella que nos rodea aquí. Me gustaría poder transmitir esta experiencia y formación a los estudiantes en la Argentina.

Gracias por visitar Estudiá en Japón