Sin dudas esta experiencia en Japón cambió mi vida.
Me comprometió a difundir y promover al Japón, como así también a contribuir a las relaciones argentino japonesa de por vida.

Me permitió compartir experiencias personales con diferentes representantes de las comunidades nikkei de América Latina en el país de nuestros ancestros, en una capacitación intensa que nos sumó más recursos para poder difundir la cultura japonesa en la Argentina.

No sólo fue una experiencia invalorable en mi vida profesional sino también en mi vida personal. Conocer la cultura de mis abuelos fue muy impactante y me hizo dimensionar la hazaña que habían realizado mis antepasados al inmigrar a Sudamérica y finalmente asentarse en la Argentina.
El vivir en Japón me hizo comprender todas las enseñanzas que de generación en generación se transmitieron en la familia. Y a ponerlas también en el contexto real del país.
Convivir no sólo con japoneses sino con estudiantes y profesionales de diferentes nacionalidades me ayudó a ser cosmopolita y tolerante en lo diferente.

Gracias por visitar Estudiá en Japón