Hermosa, la mejor experiencia de mi vida. Por lo aprendido y lo vivido.

Mi experiencia en Japón marcó mi vida para siempre. Siempre pienso que hay un antes y un después de viajar a Japón. Cada viaje, cada beca a Japón me marcó e influyó en la vida. No sólo en el plano personal sino también profesional y académico. Desde el punto de vista personal siento que tuve la oportunidad de descubrir y entender la cultura de mis ancestros afianzando aún más mi identidad nikkei. También tuve la oportunidad de visitar a mi familia en Okinawa, entender su historia y ahondar en la historia de la inmigración okinawense en la Argentina. Por el lado profesional y académico me abrió muchas puertas laborales e interpersonales.

Mi experiencia en Japón fue una de las experiencias que más me ha marcado en la vida. Desde el primer momento en que llegué me sentí en casa, a excepción de cuando tenía que comunicarme en japonés y todavía no tenía el nivel necesario. Si uno organiza sus tiempos, puede sumergirse y disfrutar Japón plenamente.
Hoy trato de difundir la cultura en diferentes ámbitos que encuentro, ya sea a través de mi conocimiento (lo que me permitió abrir un nuevo espacio para la difusión del taiko y zazen: ZenDaiko) o por organización de actividades donde recurrimos a expertos en el tema ya sea a través de ZenDaiko, como en el colegio.

Para expresar mi experiencia en Japón debo mencionar cinco aspectos muy importantes: docente, madre, relaciones internacionales, cultura e idioma japonés. Una hermosa experiencia que me llevó a que con ahínco, esfuerzo, perseverancia y muchísimo sacrificio, cumpliera con mis obligaciones.

Hoy en día sigo aplicando lo aprendido en Japón en la planificación de los programas educativos de los distritos en donde doy clases.
Fue una gran experiencia.

Gracias por visitar Estudiá en Japón