Nombre y apellido:
Jorge Zenón González

¿Qué estudios cursaste en Argentina?
Bachiller del Colegio Nacional de Buenos Aires (1968).
2º año aprobado en la Facultad de Ingeniería de UBA (1971).
Curso de Idioma Japonés en el Instituto Cultural Argentino-Japonés dependiente del Departamento Cultural de la Embajada del Japón en Argentina (1980-84).
Curso de Perfeccionamiento Docente de Idioma Japonés, Nihongowo Takamenokosu Kai, en CEUAN (1995-2000).

¿Qué organización te brindó la beca?
Fundación Japón

¿Qué tipo de beca obtuviste?
Kaigai Nihongo Seiseki Yushusha Nishukan Kenshukai, dos semanas.

¿En qué fecha viajaste a Japón?
Abril de 1984.

¿Regresaste de Japón al finalizar tu beca?
Sí, volví a Argentina

¿En qué fecha finalizó tu beca?
Abril de 1984.

¿Qué estudios cursaste en Japón?
Judo en Instituto Kodokan, 2º Dan (1984-86).
Idioma Japonés con Profesor Particular, 1884.
Estudio autodidacta de Kanji, 1984-86.
Curso de Cocina Macrobiótica en Escuela Particular.
Examen de Capacidad de Idioma Japonés, Primer Nivel, 1990.
Práctica de Judo en Kodokan, 1989-91.

¿Qué nivel de japonés tenías cuando viajaste?
Básico

¿Cómo viviste tu experiencia en Japón?

Toda la experiencia fue extraordinaria. Terminada la beca de dos semanas pude prolongar la estadía dos años y medio. El contacto con la civilización, el pueblo y la cultura japonesas me significó un crecimiento humano y una experiencia inolvidable cuyo recuerdo atesoro de por vida.

¿Cómo contribuyó estudiar en Japón en tu experiencia laboral actual?

Entre 1989 y 2001 me desempeñé en calidad de personal local contratado como traductor de Japonés-Castellano en la Embajada Argentina en Tokyo. Del 2007 al 2015 dicté un Taller de Escritura Japonesa en el Departamento Cultural del Colegio Nacional de Buenos Aires. A partir de abril del 2017 el Taller continúa en el Instituto Nichia Gakuin.

¿Cuál es tu mensaje para los aspirantes a la beca?

Le diría lo mismo que me dijo la Profesora Wada Naoko en 1983:
“Si usted gana la beca (de dos semanas), quédese en Japón hasta afianzarse y poder pararse firme. La oportunidad perdida no vuelve”.

Gracias por visitar Estudiá en Japón